Navigation – Plan du site
Actualité de la recherche
Comptes rendus

Lucien Bély (dir.), La présence des Bourbons en Europe (xvie-xxie siècle)

Emilio La Parra López
p. 379-382
Référence(s) :

Lucien Bély (dir.), La présence des Bourbons en Europe (xvie-xxie siècle), Paris, PUF, 2003, 388 pp.

Texte intégral

1Veinte estudios monográficos realizados por sendos historiadores europeos integran este volumen que tiene su origen en un encuentro científico celebrado en diciembre de 2000 en el marco del Centre d’histoire de l’Europe et des relations internationales de la Universidad París-IV. El objetivo científico perseguido —según indica Lucien Bély, coordinador de esa reunión y del libro, en un excelente trabajo que hace las veces de introducción— consistió en centrarse en la evolución de una dinastía, la Casa de Borbón, para examinar el paso de la Europa de «la sociedad de príncipes» a la Europa de los Estados-nación. Desde el punto de vista metodológico, el proyecto se fundamenta, en palabras de Bély, «sur la vitalité de l’histoire politique et de l’histoire des relations internacionales». El resultado ofrecido es un sólido estudio de historia política en el que se reflexiona desde distintos ángulos sobre una doble relación: la entablada entre los soberanos y su país y la que tiene lugar entre la dinastía a la que pertenecen esos reyes y el contexto europeo. En un segundo plano, no menos interesante que el anterior, se realizan valiosas interpretaciones biográficas sobre algunos de los integrantes de esta familia real.

2Los textos ofrecidos, de factura variada, como es lógico, son en la mayoría de las ocasiones síntesis de anteriores trabajos de sus autores o reflexiones puntuales derivadas de ellos, razón por la cual tienen un serio fundamento científico. Se presentan organizados en torno a tres divisiones temáticas coherentes y originales, cuyo enunciado constituye en cada caso toda una propuesta metodológica. En el primer bloque temático, titulado «Les métamorphoses d’une maison princière», se aborda el origen de la casa de Borbón (aportaciones de A. Tallon y B. Barbiche), su afirmación frente a los Habsburgo (A. Hugon) y su expansión en Europa como consecuencia de la Guerra de Sucesión al trono español a comienzos del siglo xviii, acontecimiento central éste que, con toda razón, ocupa en el libro un lugar preeminente. A él se dedican tres estudios en este apartado, realizados por J. Bérenger, K. Malettke y M.-F. Maquard, y otros dos en el siguiente, firmados por J.-P. Le Flem e I. Richefort-J.Y. Kind.

3Los trabajos reunidos en el segundo bloque temático se refieren a la política exterior de los Borbones durante el sigloxviii. Además de los dos estudios a los que se acaba de aludir, estrechamente relacionados con la Guerra de Sucesión, se incluyen dos lúcidas interpretaciones de las relaciones diplomáticas entre las ramas española y francesa de la dinastía centradas en los Pactos de Familia, una enfocada primordialmente desde la situación española (M.ª V. López-Cordón) y la otra desde la actuación de Choiseul (H.Scott). Este apartado del libro, presentado bajo la sugerente pregunta: «Destins parallèles ou solidarité politique?», incluye asimismo una revisión de la imagen tradicional del controvertido Felipe V (J.-F. Labourdette) y una amplia noticia sobre la expansión de la vacuna contra la viruela por parte de médicos británicos en el reino de Nápoles en el tiempo de Fernando IV (Y.-M. Bercé).

4La tercera parte del volumen se refiere a la conflictiva trayectoria de los Borbones durante los siglos xix y xx. El epígrafe bajo el que se agrupan estas aportaciones: «Affaires des rois et présence des nations», anuncia con exactitud su contenido, pero en mi opinión constituye, asimismo, una propuesta inteligente para la investigación. Los estudios reunidos demuestran que en el análisis de la construcción de la nación en Francia y en España y al tratar, en concreto, sobre el proceso de formación del Estado moderno, ha de tenerse en cuenta, más de lo que se ha hecho hasta ahora, la compleja relación entre las respectivas sociedades y sus monarcas, así como la que se produjo entre los propios soberanos de la misma dinastía, extremo este último habitualmente considerado sólo como factor de las relaciones internacionales. Varios trabajos de este volumen proponen que este último asunto sea entendido asimismo como determinante en la creación y continuidad de los respectivos Estados. En torno a lo dicho, así como a los avatares experimentados por la dinastía borbónica en los dos últimos siglos, giran los textos que forman este último bloque del libro, donde se trata del exilio de los Borbones franceses en la época de la Revolución y del imperio napoleónico (Ph. Boutry y J.-P. Bled), del significado en Europa de la restauración de Luis XVIII y, en particular, la concesión de la Carta Otorgada (V. Sellin), el origen y el uso en España en el siglo xix de las palabras «carlismo» y «carlista» (J.Canal), el conflicto principesco y político suscitado tras el destronamiento en 1868 de Isabel II (F. Roth), la figura de Alfonso XIII, único Borbón en el trono a comienzos del siglo xx y, en consecuencia, figura esencial para abordar la relación entre monarquía borbónica y constitucionalismo (B. Pellistrandi y J.-M. Delaunay), los avatares de la familia real francesa en su relación con la nobleza desde 1830 a nuestros días (E. Mension-Rigau) y un perfil biográfico de Juan Carlos I (J. Tusell). Cierra el volumen Lucien Bély con un breve balance general.

5La sucinta alusión a los contenidos del libro quizá pueda sugerir al lector de estas líneas que se trata de una colección de textos muy dispar, relacionados entre sí únicamente por la obligada referencia a la Casa de Borbón. Creo, sin embargo, que no es el caso. Como ha quedado dicho, los variados trabajos que lo integran responden de forma coherente a una idea central que constituye una interesante propuesta metodológica. El libro proporciona nuevos conocimientos sobre el conflictivo proceso de acceso al trono —tanto al de Francia, como al de España— de la Casa de Borbón, sobre la personalidad de algunos de sus integrantes y su obra específica en determinados campos, sobre la relación de los monarcas de esta dinastía con sus rivales los Habsburgo, etc. pero no se limita a esto, que de por sí justificaría el empeño. El lector hallará asimismo una serie de propuestas —unas veces más de-sarrolladas, otras insinuadas— que contribuyen a una interpretación novedosa de aspectos sustantivos relativos a la historia política de Europa. Cuestiones fundamentales abordadas desde distintos ángulos en los estudios aquí reunidos son —me limito a citar sólo algunas— el papel de una dinastía real en la continuidad de un Estado y la posible fragilidad que ello entraña; la fuerza de «la razón de Estado», junto a el acusado componente católico, como móvil característico de los Borbones, en particular en su política exterior; la incidencia de la idea de legitimidad monárquica en el proceso de la revolución liberal o el establecimiento del sistema de «equilibrio de poderes» como consecuencia de la actuación diplomática de los monarcas de esta Casa.

6Dos temas, a mi juicio, reciben especial tratamiento en los trabajos que integran este volumen. Uno es la Guerra de Sucesión española, que aquí se presenta como acontecimiento capital europeo, que permitió la expansión de la dinastía desde Francia a otros lugares de Europa (España, Parma y Nápoles), marcó el punto culminante del enfrentamiento con los Habsburgo, puso las bases de un nuevo sistema internacional europeo y produjo un cambio sustancial en la orientación de España, obligada a partir de entonces a mirar más hacia el espacio atlántico que hacia el mediterráneo, aunque los intereses dinásticos de la rama española en territorio italiano —escasamente atendidos en ese libro, salvo en el estudio de M.ªV. López-Cordón— actuaron como determinante crucial en el siglo xviii. Esta forma de entender la Guerra de Sucesión enriquece la visión a que estamos acostumbrados, preocupada en exceso —si nos basamos en la historiografía francesa— en mostrar las claves del expansionismo de Luis XIV o —si nos fijamos en la española— en el conflicto interno entre austracistas y felipistas. La otra idea clave presente en este volumen es la incidencia en la configuración política actual de Europa de la herencia monárquica, es decir, de una experiencia histórica cargada de significado que no ha sido suficientemente explotada por los historiadores. No se aborda, en este punto, el caso de los reinos borbónicos italianos, lo cual no deja de echarse en falta, y se pone el acento en la suerte dispar de Francia y España. En Francia es patente el rechazo de la monarquía, en gran parte a causa de su propia trayectoria, como pone de relieve E. Mension-Rigau, y de forma progresiva se afirma la República como vía para la consolidación de la democracia. En España, por el contrario, no cuaja la fórmula republicana, y aunque perdura la monarquía hasta bien entrado el siglo xx formando parte de un sistema que pretendió consolidar el constitucionalismo liberal, la familia Borbón fue incapaz de garantizar su éxito —afirma B. Pellistrandi en su análisis de la imagen de Alfonso XIII— porque no ofreció la estabilidad y garantía necesarias. En esta dirección, sin duda fructífera, se encaminan los estudios recientes sobre otros monarcas españoles del siglo xix y, en particular, FernandoVII e Isabel II, cuya ausencia en este libro es un vacío apreciable, al igual que ocurre —como ha quedado dicho— con las ramas borbónicas italianas. Juan Carlos I constituye un cambio sustancial de rumbo en la relación monarquía-democracia en España, se insiste en varios trabajos de este libro.

7La Casa de Borbón está siendo objeto en los últimos años de un tratamiento historiográfico muy superior al que nunca había tenido. Mucho tiene que ver en ello la vuelta a la historia política y la revaloración del método biográfico, así como las oportunidades deparadas por las conmemoraciones. La celebración en 1988 del bicentenario de la muerte de Carlos III dio lugar en España y en los medios hispanistas franceses a un buen número de congresos, publicaciones y actos científicos de todo tipo, que abrió una vía de curiosidad y de interés continuada en posteriores reuniones científicas, en publicaciones aisladas e, incluso, en proyectos editoriales dedicados expresamente a las biografías de los monarcas borbónicos, como el desarrollado en 2001-2002 por la editorial Arlanza de Madrid. Sobre la trayectoria de los reyes de la Casa de Borbón, aparte del proyecto mencionado, se han publicado a partir del año 2000 importantes estudios, entre los que se cuentan la biografía colectiva elaborada por López-Cordón, Pérez Samper y Martínez de Sas, los trabajos de García Cárcel sobre Felipe V o los recientes estudios sobre Alfonso XIII debidos a Carlos Seco, Tusell-Genoveva Queipo de Llano o el volumen colectivo coordinado por Moreno Luzón. Es evidente, sin embargo, que el centro de la atención editorial se está focalizando en Juan Carlos I, sobre el cual han aparecido muchas biografías, buena parte de ellas de escaso fuste historiográfico, pero algunas muy sobresalientes, como las de Paul Preston y Javier Tusell. Y es precisamente la conmemoración del XXV aniversario del comienzo del reinado de Juan Carlos I —junto al tricentenario del inicio del reinado de Felipe V— uno de los móviles de la reunión científica que ha dado lugar al volumen reseñado aquí, tal como afirma su coordinador. Juan Carlos I es tratado de forma sumamente positiva, como factor esencial de la restauración y de la salvaguarda de la democracia en España y también lo es, aunque con más matices, Felipe V. El científico, ayuno casi siempre de medios económicos para reunirse con sus colegas a debatir sobre su tarea y para difundir el resultado de su investigación, siempre agradece la oportunidad de las efemérides por lo que supone de ayuda financiera por parte de organismos públicos, pero lo importante es que, al aprovechar tales ocasiones, los historiadores sean capaces de incrementar nuestro conocimiento y de hacer propuestas metodológicas renovadoras, dos condiciones que reúne el volumen comentado.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence papier

Emilio La Parra López, « Lucien Bély (dir.), La présence des Bourbons en Europe (xvie-xxie siècle) », Mélanges de la Casa de Velázquez, 34-1 | 2004, 379-382.

Référence électronique

Emilio La Parra López, « Lucien Bély (dir.), La présence des Bourbons en Europe (xvie-xxie siècle) », Mélanges de la Casa de Velázquez [En ligne], 34-1 | 2004, mis en ligne le 11 décembre 2009, consulté le 22 novembre 2017. URL : http://mcv.revues.org/315

Haut de page

Auteur

Emilio La Parra López

Universidad de Alicante

Articles du même auteur

Haut de page

Droits d’auteur

© Casa de Velázquez

Haut de page
  • Logo Casa de Velázquez
  • Revues.org