Navigation – Plan du site
Actualité de la recherche
Comptes rendus

María Crego Gómez, Toledo en época omeya

Luis Molina
p. 251-253
Référence(s) :

María Crego Gómez, Toledo en época omeya (ss. viii-x), Toledo, Diputación de Toledo, 2007, 174 p.

Texte intégral

1Esta obra es, a primera vista, una historia local al uso, con unos límites cronológicos y espaciales claramente especificados en el título, elaborada con un especial cuidado y pulcritud –infrecuentes en trabajos de este tipo– tanto por la editorial como por la autora, quien da cumplidas muestras de su interés en el trabajo –al cuidar al máximo el detalle– y de su capacidad para manejar con soltura las fuentes árabes, documentación sobre la que basa su riguroso y bien planteado trabajo. Es de destacar también el estilo fluido, claro y nada engolado que se utiliza en la redacción, que contrasta llamativamente con la práctica, cada vez más habitual, de utilizar una lengua farragosa, voluntaria o involuntariamente oscura, de intrincada sintaxis y que se aferra al léxico técnico –muchas veces innecesario, en no pocas ocasiones sencillamente huero– como un mal conferenciante a sus presentaciones gráficas.

2Pero este carácter aparente de trabajo modesto de puesta al día, revisión y recopilación de datos históricos ya conocidos, no responde del todo a la realidad, pues entre sus páginas se esconde un auténtico trabajo de investigación novedosa, construido sobre los datos que proporciona el redescubierto manuscrito de un fragmento del tomo II del Muqtabis de Ibn Ḥayyān. En cualquier otro ámbito científico dentro del campo de las humanidades la aparición de un texto de la importancia que tiene el Muqtabis para los estudios andalusíes hubiera representado un acontecimiento de la trascendencia suficiente para atraer sobre sí la atención urgente y mayoritaria de los especialistas. En nuestro campo no ha sido así: una vez superada la sorpresa inicial, motivada sobre todo por los avatares que marcaron la vida del manuscrito y por su inesperada reaparición, una vez cumplida la misión de dar a la luz el texto en sus ediciones facsimilar y crítica, y la de ofrecer una traducción, los estudiosos de al-Andalus perdieron casi todo su interés por tan valioso texto, que sólo mereció la atención de contados arabistas y de forma ocasional (sólo en Barcelona se ha trabajado de forma concienzuda y sistemática sobre los muy interesantes datos que recoge el Muqtabis acerca de los astrólogos de la corte emiral). Esta tibieza en el aprovechamiento del fragmento de la crónica hayyaní no debe extrañar a nadie a la vista de los antecedentes: otro fragmento de ese mismo manuscrito fue publicado por Maḥmūd Makkī hace treinta y cinco años, pero sigue siendo en buena medida terra incognita, tal vez porque todavía no cuenta con una traducción íntegra y fiable.

3El trabajo de Crego, por tanto, es elogiable por dos motivos: por aprovechar de forma magnífica los datos contenidos en el Muqtabis y por contribuir a quebrar el injusto silencio que se ha cernido sobre el más importante texto de la historiografía andalusí. También es digno de destacar el esmerado empeño que pone la autora en cumplir con el imprescindible, pero casi siempre olvidado, análisis historiográfico de los textos que utiliza, paso previo a cualquier intento serio de aprovechamiento de los datos contenidos en cualquier documento de tipo histórico. Por último, las numerosas traducciones originales que ofrece son siempre claras, precisas y elegantes. Prueba del cuidado con el que el trabajo ha sido realizado es que, a pesar de que contamos con una impecable edición facsimilar del manuscrito, la autora ha consultado directamente el códice en un intento encomiable de llegar hasta el final en su objetivo de fijar correctamente el texto.

4El único problema es que tan meritorio trabajo se presenta en cierto modo enmascarado bajo una apariencia de obra de divulgación dirigida a un público que posiblemente no sepa apreciar, en todo su valor, la labor de investigación puntera que en ella se contiene, al tiempo que corre el peligro de pasar inadvertida en ámbitos más especializados. El riesgo existe, pero es probable que, de haberlo elaborado con las formas canónicas de la difusión científica, sin concesiones al lector de nivel medio, nunca hubiera llegado a ser publicado.

5Encontrar el punto de equilibrio entre el rigor científico y la necesidad de llegar a un público amplio no siempre es fácil. La autora lo consigue casi siempre y aúna la seriedad con la amenidad, pero en alguna rara ocasión la balanza se inclina en exceso hacia uno de los lados, casi siempre por intentar acercarse excesiva e innecesariamente al lector no especialista. Así por ejemplo, cuando, refiriéndose a Muhāŷir b. al-Qatīl y a Muhāŷir b.  ̒Utba, dice (p. 58): «a pesar de la coincidencia del nombre, es difícil que existiese relación de parentesco entre uno y otro», aclaración que, para alguien que conozca mínimamente la estructura del nombre árabe, resulta innecesaria, mientras que para los no versados en el tema puede ser hasta confusa por el hecho de advertir que «es difícil que existiese relación de parentesco»: no es difícil, es imposible que la coincidencia en el ism indique ningún parentesco. En otras ocasiones, el afán por presentar un relato coherente y accesible de los acontecimientos históricos puede hacer que se olvide por un momento el necesario distanciamiento y la saludable actitud crítica con que conviene acercarse a los datos proporcionados por las fuentes. Es muy significativo el caso de los relatos sobre la conquista del 711: si se pretende construir una «Historia de la conquista» por el método de crear una nueva narración formada por la mezcla de los pasajes más «verosímiles» de los distintos relatos (casi siempre divergentes entre sí, muchas veces contradictorios), el resultado podrá ser literariamente interesante, pero desde el punto de vista histórico no dejará de ser una mixtificación, más peligrosa cuanto más coherente parezca y mejor enhebrada se presente la yuxtaposición de elementos heterogéneos. En los casos en los que, como éste de la conquista, el componente legendario en los relatos sea el imperante, es más aconsejable presentar las distintas versiones como lo que son, unidades narrativas estancas e independientes, y dejar de lado todo intento de acercarse a una imposible verdad histórica.

6A pesar de estas observaciones referidas a aspectos muy concretos del trabajo, el criterio predominante se sitúa más bien en el extremo contrario, pues lo habitual es que todas las informaciones que se manejan en la obra suelen ser sometidas a una minuciosa criba, efectuada con rigor y minuciosidad, que debería servir de modelo a imitar por todos los que pretendan escribir la historia de al-Andalus sobre bases mínimamente científicas.

7Como conclusión, Toledo en época omeya es un trabajo en cierto modo engañoso porque no da lo que promete, aunque, en contra de lo habitual, el engaño radica en que da mucho más de lo que su apariencia hace pensar. Sería una lástima que su innegable carácter de historia local bien redactada y muy correctamente documentada ocultara el muy estimable trabajo de investigación de primera mano que encierra en sus páginas. No anda el estudio de la historia de al-Andalus muy sobrado de trabajos rigurosos como para que permitamos que éste pase desapercibido.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence papier

Luis Molina, « María Crego Gómez, Toledo en época omeya », Mélanges de la Casa de Velázquez, 39-1 | 2009, 251-253.

Référence électronique

Luis Molina, « María Crego Gómez, Toledo en época omeya », Mélanges de la Casa de Velázquez [En ligne], 39-1 | 2009, mis en ligne le 21 décembre 2010, consulté le 22 septembre 2017. URL : http://mcv.revues.org/353

Haut de page

Auteur

Luis Molina

CSIC (Granada)

Articles du même auteur

Haut de page

Droits d’auteur

© Casa de Velázquez

Haut de page
  • Logo Casa de Velázquez
  • Revues.org