Navigation – Plan du site
Actualité de la recherche
Comptes rendus

Sergi Grau Torras, Cátaros e inquisición en los reinos hispánicos, ss. xii-xiv

Carles Gascón Chopo
Référence(s) :

Sergi Grau Torras, Cátaros e inquisición en los reinos hispánicos, ss. xii-xiv, Madrid, Cátedra, 2012, 472 p.

Texte intégral

1Sergi Grau, licenciado en Historia, presenta en su monografía el resultado de una síntesis histórica sobre la implantación y la influencia del catarismo y otros movimientos de disidencia religiosa en los reinos cristianos de la Península Ibérica entre los siglos xii y xiv, completado con una aproximación a los mecanismos de represión desplegados contra ellos. Se trata de una temática que, en relación al ámbito geográfico peninsular, ya había sido tratada por autores como Marcelino Menéndez Pelayo en su Historia de los heterodoxos españoles (1880-1882) o en los diversos trabajos que Jordi Ventura publicó en la década de 1960.

2Con la intención de seguir sus pasos, el autor hace alarde de una notable capacidad de síntesis, sin duda una de las grandes aportaciones del libro, mediante una obra sustentada en un buen dominio de la bibliografía al uso, demostrado en su artículo «Historiografía del catarismo en Cataluña: estudios y documentos (siglo xiii)», publicado en Acta Historica et Archaeologica Mediaevalia (2009-2010). Junto a ello, el autor propone una renovación del discurso apelando a unas fuentes históricas entre las que son primadas las de naturaleza doctrinal, mostrando un notable conocimiento de las mismas, que no duda en reproducir traducidas del latín mediante citas amplias que perjudican en algunos casos el ritmo de lectura. El amplio recurso a este tipo de fuentes, sin embargo, introduce un sesgo interpretativo que no responde a la realidad del escaso protagonismo del catarismo hispano en el campo del debate y de la innovación doctrinal, según recogen los principales estudios al respecto.

3El libro se estructura en diez capítulos, precedidos por una introducción que establece los parámetros básicos que determinan el concepto de catarismo a lo largo de la obra y que fija los objetivos y las líneas maestras que la guían. El primer capítulo es una presentación de las fuentes con su correspondiente aparato crítico, que finaliza con una serie de reflexiones sobre los antecedentes del catarismo hispánico y su relación con otros movimientos de disidencia de mayor antigüedad, como el priscilianismo o el adopcionismo. Estableciendo esta filiación, Sergi Grau hace suyos los mismos argumentos ideológicos que ya utilizaron los polemistas antiheréticos de la Antigüedad tardía en sus tratados de refutación contra las primeras herejías cristianas. De este modo, el autor anuncia desde el primer capitulo la visión vinculada a una idea de filiación a largo plazo de los grandes movimientos disidentes condenados por la Iglesia católica, reflejo de una percepción de la herejía basada más en el discurso doctrinal que en su trasfondo social que va a privilegiar a lo largo de su síntesis.

4Los tres capítulos siguientes están dedicados a las primeras evidencias del catarismo en el sur de los Pirineos. En ellos recoge las aportaciones más recientes en torno a los orígenes de la herejía, aunque plantea esta cuestión como un mero proceso de difusión de ideas, sin entrar en profundidad en el contexto social y político. Asimismo, trata sobre los inicios de la represión con un discurso muy correcto, cuya solidez indica un notable conocimiento de las fuentes jurídicas, hecho que cuenta también entre los principales activos del libro, habida cuenta del escaso desarrollo del tema.

5El cuarto capítulo está dedicado a la figura de Durand de Huesca y a la valdesía aragonesa, también tratada con anterioridad por Sergi Grau en su artículo «Durand de Huesca y la lucha contra el catarismo en la Corona de Aragón», en Anuario de Estudios Medievales (2009). En él destaca su actividad como polemista anticátaro a través de una serie de obras cuya atribución a Durand está actualmente cuestionada y se sirve de su repercusión en la documentación de la época, junto con otras escasas referencias de los valdenses en la Corona de Aragón, para atribuirles una difusión y un alcance que en realidad no se reflejan en la documentación existente.

6Sigue un capítulo dedicado a la Cruzada albigense y la batalla de Muret que sirve para introducir el capítulo sexto, dedicado a la evolución del catarismo en la Corona de Aragón hasta 1250. En él presenta la disidencia como un fenómeno implantado de forma muy progresiva a partir de Muret, empezando por los condados pirenaicos más próximos a Occitania y expandiéndose hacia el sur como una mancha de aceite, aceptando con ello las tesis que Jordi Ventura ya expusiera en 1960 y sin tener en cuenta aportaciones más recientes, pese a estar recogidas en su estado de la cuestión. También desarrolla el tema de la creación del Tribunal del Santo Oficio en la Corona de Aragón.

7En el séptimo capítulo, el único que trata explícitamente sobre la implantación del catarismo fuera de Cataluña, Grau justifica el marco geográfico elegido en su libro a través de algunos testimonios muy puntuales —como el caso conocido del obispo Lucas de Tuy— y algunas menciones genéricas en las fuentes jurídicas, para regresar en el capítulo octavo a la evolución del catarismo catalán a partir de 1250, caracterizado como el punto álgido de la presencia cátara en Cataluña en base a la existencia de un mayor número de testimonios sobre la actividad inquisitorial por todo el territorio, para empezar a partir de este momento una progresiva decadencia. Ello provocará, en primer lugar, un desplazamiento del centro de gravedad del catarismo hacia el sur del país y, ya hacia finales del siglo xiii, su total desarticulación. El autor no entra en detalles sobre los motivos concretos ni sobre la evolución última del catarismo en suelo catalán, aspecto que tratará en el capítulo siguiente únicamente en relación al exilio de los últimos cátaros occitanos en suelo catalán con la figura central de Guilhem Belibaste y su particular peripecia histórica. El libro culmina con un último capítulo dedicado a las influencias del catarismo sobre otras corrientes culturales, en el que vuelve a defender la hipótesis tradicional de la filiación ininterrumpida entre las diferentes corrientes heterodoxas. De este modo, no duda en afirmar la influencia del catarismo sobre otras corrientes como la escuela cabalística de los judíos de Gerona, afirmación sin verdadero fundamento historico.

8El libro de Sergi Grau es una obra de síntesis muy actualizada sobre la cuestión del catarismo en los reinos hispánicos, demostrando el gran interés del autor por la cuestión. Sin embargo, no consigue aportar un enfoque realmente novedoso pese al manejo de una abundante bibliografía. Al privilegiar el aspecto doctrinal del catarismo, sin tener realmente en cuenta los otros factores que interfieren obligatoriamente a la hora de analizar el contexto histórico en el que surge la disidencia en los reinos hispanicos: social, político, económico, cultural… la obra de Grau se incluye de facto entre la abundante bibliografía existente que defiende la hipótesis tradicional sobre la filiación ininterrumpida y a lo largo de la historia de las corrientes disidentes.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Carles Gascón Chopo, « Sergi Grau Torras, Cátaros e inquisición en los reinos hispánicos, ss. xii-xiv », Mélanges de la Casa de Velázquez [En ligne], 43-1 | 2013, mis en ligne le 15 mai 2013, consulté le 21 août 2017. URL : http://mcv.revues.org/5032

Haut de page

Auteur

Carles Gascón Chopo

Universidad Nacional de Educación a Distancia.

Haut de page

Droits d’auteur

© Casa de Velázquez

Haut de page
  • Logo Casa de Velázquez
  • Revues.org