Navigation – Plan du site
Actualité de la recherche
Comptes rendus

Jean-Louis Guereña (éd.), La sexualidad en la España contemporánea (1808-1950)

Beatriz de las Heras
Référence(s) :

Jean-Louis Guereña (éd.), La sexualidad en la España contemporánea (1808-1950), Cádiz, Universidad de Cádiz, 2011, 273 p.

Texte intégral

1Interesante compilación de artículos que incluye la edición a cargo de Jean-Louis Guereña y el servicio de publicaciones de la Universidad de Cádiz. Un volumen que, partiendo de la historia social y cultural (el editor señala que «esta historia social de la sexualidad ha de ser al mismo tiempo una historia cultural de la sexualidad»), se acerca a un tema tradicionalmente olvidado por los historiadores españoles, que no por la academia francesa o anglosajona: la sexualidad en los siglos xix y xx.

2Para ello, Guereña se rodea de nueve especialistas (de los que se incluye una semblanza), alguno de los cuales coincidieron en el coloquio internacional celebrado en la Universidad François-Rabelais de Tours en febrero de 2011 y, antes, en un número monográfico de la revista Hispania en 2004.

3El texto propone un viaje por distintos temas relacionados con la concepción y las prácticas sexuales, desde la masturbación, las enfermedades, la vida sexual en el matrimonio y durante el noviazgo, la anticoncepción, la homosexualidad o la producción sexológica popular. Para ello, se aborda el análisis de distintos discursos (religioso, político, administrativo, pedagógico, médico o artístico) en diferentes momentos de la historia contemporánea de España (arranca en 1800 y se cierra en 1950, haciendo especial hincapié en la segunda y tercera década del siglo xx) y empleando distintas fuentes de memoria como la literatura, las autobiografías y memorias que abordan el «discurso de lo íntimo», las imágenes (pictóricas, fotográficas o cinematográficas) y los documentos oficiales, ya sean administrativos, jurídicos, religiosos o médicos.

4El capítulo dedicado a la campaña médica anti-masturbación emprendida en España (de forma tardía respecto a otros países) entre 1800 y 1900 corre a cargo de Francisco Vázquez García y José Benito Seoane Cegarra. Explica de forma muy reveladora la razón por la que se expande la idea de la masturbación como hábito enfermizo y como responsable de patologías, poniendo sobre la mesa los argumentos que habitualmente se emplean para dar explicación al hecho y apostando por las técnicas de gobierno emprendidas por ser las responsables de generar una «problematización» alrededor del onanismo, considerado un factor debilitador de los organismos individuales.

5Jean-Louis Guereña aborda la historia del preservativo masculino como método de control de natalidad entre la segunda mitad del siglo xviii (la primera mención es del escritor italiano Gabriel Fallopio en 1564) y el primer tercio del siglo xx. El investigador analiza desde el tipo de condones (lino, seda, tripas de animal o caucho) hasta el origen del término, que sitúa en una deformación fonética latina del verbo «condere», que significa «esconder». El preservativo se introdujo en España clandestinamente desde la segunda mitad del siglo xviii por importación de Inglaterra y Francia (Guereña afirma que dos barceloneses fueron denunciados por las autoridades eclesiásticas por la venta de preservativos en 1815), aunque el primer contacto pudiera haber sido a través de los soldados franceses durante la Guerra de la Independencia. Es interesante la recopilación de testimonios de la época a través de manuales sexuales, documentos oficiales y carteles, fuente que cierra el capítulo a través de un estudio sobre la publicidad de los preservativos en el primer tercio del siglo xx.

6Sobre la prostitución y su reglamentación entre 1879 y 1890 trabaja Rafael Alcaide González, más concretamente en Barcelona, donde tienen gran actividad las Secciones de Higiene Especial que llevan a cabo una lucha desde la ciencia y la moral. De este modo, la prostitución fue considerada peligrosa en tanto que podía desestabilizar «la racionalidad del sistema establecido». A pesar de esto, Alcaide explica que imperó una corriente de opinión basada en el reglamentarismo y no en la prohibición o la abolición, sobre todo a partir de 1854 durante el Bienio Progresista, y en tres ámbitos: las enfermedades y su tratamiento, el mantenimiento de una buena convivencia y lo relacionado con las sanciones. Una vez trazado este panorama general, el investigador se centra en el caso concreto de Barcelona y en el papel relevante, a nivel médico y humano, que tuvo el doctor Carlos Ronquillo Morer, presidente de la Sección de Higiene especial barcelonesa desde 1881 hasta 1889.

7Ramón Castejón Bolea aborda el tema de la prevención de las enfermedades venéreas en el primer tercio del siglo xx, asunto de especial relevancia si se tiene en cuenta que la sífilis era considerada un peligro social y, por tanto, se hacia necesario difundir la idea de defensa social, muy apoyada por las teorías degeneracionistas. Así algunos médicos (el autor afirma que «en nuestro país la estrategia de profilaxis individual como instrumento útil para enfrentarse a las enfermedades venéreas no recibió el apoyo mayoritario de los médicos») llevan a cabo una exhaustiva campaña educacional con la idea de la prevención (basada en el uso de la profilaxis física y química) y la regeneración moral (basada en la abstinencia sexual), como en el caso del doctor Juan de Azúa, a través de la difusión de los Avisos sanitarios.

8Muy relacionada con los temas sexuales está la literatura sobre el sexo y, acerca de su estudio durante los años veinte y treinta del siglo xx, trabaja Raquel Álvarez Peláez. A través del análisis de obras médicas, literarias y de divulgación, la autora nos relata la estrecha línea que existe entre este tipo de publicaciones y los relatos que rozan lo pornográfico, trabajando autores como Francisco Haro García, Justo María Escalante, Martín de Lucenay, Antonio San de Velilla u Octavio Pladeur, doctor que estudió la homosexualidad femenina.

9Richard Cleminson se centra en la obra sexológica de Martín de Lucenay, que dedicó parte de sus estudios al análisis de la homosexualidad, práctica que el doctor consideraba un «enigma» y que se hizo más visible en los años veinte. El doctor de Lucenay diferenciaba la homosexualidad «congénita» que, de alguna manera, debía admitirse como natural, y la «adquirida», que obligaba a intervenir de forma judicial.

10En el marco de la educación sexual (que surge con fuerza en el último cuarto del siglo xix) y de los métodos reguladores que se emplearon, Mercedes del Cura y Rafael Huertas sitúan su estudio acerca de la sexualidad infantil como objeto de la pedagogía. Los estudiosos analizan el papel que algunos médicos cercanos al psicoanálisis (como Ángel Garma) tuvieron en el desarrollo de la educación sexual infantil en los años treinta y que tenía como base, los estudios del doctor Garma así lo sugieren, el enfrentamiento de los niños con su sexualidad y limitar el papel de los padres a ayudarles en su investigación sin caer en la represión.

11Marie-Aline Barrachina aborda las circunstancias, los participantes, los temas tratados y el resultado de las primeras jornadas eugénicas españolas celebradas en Madrid y que fueron publicadas a modo de actas en el año 1934 a cargo de Javier Morata, con el objetivo de estudiar la sexualidad y sus incidencias en la salud pública desde el punto de vista científico, social y político. A diferencia de encuentros y publicaciones anteriores, el objeto de análisis de Barrachina pretendía abrirse a la sociedad «con la intención de romper el silencio y el doble lenguaje tradicional imperante en cuanto se trata de sexualidad y de procreación».

12El estudio se cierra con el capítulo dedicado al comportamiento sexual de las parejas a lo largo del noviazgo durante los primeros diez años de la dictadura franquista, firmado por Anne-Gaëlle Regueillet. La autora defiende que a partir del análisis del funcionamiento de las parejas de novios (aquellos que se habían comprometido y estaban preparándose para el matrimonio) se puede confirmar que sí existió cierta verbalización del sexo (besos, caricias y abrazos eran prácticas entendidas por los autores del discurso oficial y, por tanto, aceptadas socialmente) durante este período represivo de la historia de España y todo esto a pesar de la imposición de la vuelta a una mentalidad tradicional y católica: «Más que un discurso represivo, el discurso franquista sobre el sexo era un discurso tradicional», afirma Regueillet.

13El resultado es un ambicioso proyecto que trabaja un tema poco atendido por la historiografía española, que se aborda desde la perspectiva interdisciplinar, que recupera fuentes de memoria documentales, administrativas, hemero-gráficas y visuales, y que incluye una completa bibliografía que cierra el volumen.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Beatriz de las Heras, « Jean-Louis Guereña (éd.), La sexualidad en la España contemporánea (1808-1950) », Mélanges de la Casa de Velázquez [En ligne], 43-1 | 2013, mis en ligne le 15 mai 2013, consulté le 29 avril 2017. URL : http://mcv.revues.org/5060

Haut de page

Auteur

Beatriz de las Heras

Universidad Carlos III de Madrid

Haut de page

Droits d’auteur

© Casa de Velázquez

Haut de page
  • Logo Casa de Velázquez
  • Revues.org