Navigation – Plan du site
Actualité de la recherche
Comptes rendus

Daniel Nordman, Tempête sur Alger. L’expédition de Charles Quint en 1541

María José Rodríguez Salgado
Référence(s) :

Daniel Nordman, Tempête sur Alger. L’expédition de Charles Quint en 1541, Saint-Denis, Bouchène, 2011, 702 p.

Texte intégral

1Este libro comenzó con una propuesta modesta del editor: una nueva edición de la crónica de Nicholas de Villegagnon sobre la empresa de Carlos V en Argel en 1541. Escrita en latín por un caballero de la Orden de San Juan que participó en la expedición, se publicó en París en 1542 y enseguida se imprimieron varias traducciones. Una edición bilingüe (latín-francés) de Henri Delmas de Grammont (1874) sigue siendo utilizada con frecuencia y sirve de base al propio Nordman, que la incluye en el apéndice con una introducción y notas nuevas. Ocupan en total 29 páginas de las 702 de este enorme tomo. Es evidente que el proyecto inicial, comenzado en 2002, no tardó en desbordar sus cauces, aunque los orígenes del proyecto sean una serie de capítulos dedicados a Villegagnon y a su obra. Durante la larga gestación de este libro, Nordman gozó de unos recursos envidiables, que agradece: diversas ayudas institucionales para la investigación y redacción, múltiples oportunidades para ensayar y discutir sus ideas con estudiantes y colegas, y sobre todo, la valiosa asistencia de ocho traductores que le prestaron sus conocimientos históricos y linguísticos —de italiano, castellano, catalán, árabe y turco-otomano.

2El título y la extensión del libro crean ciertas expectativas: principalmente, un estudio pormenorizado de la empresa de 1541 con fuentes y aportaciones nuevas. Las fuentes documentales publicadas hasta ahora son parcas y están dispersas, lo cual ha contribuido a ciertas limitaciones y semajanzas en las obras secundarias que abordan el tema. No es por falta de documentación. Al contrario, hay fondos amplios en varios archivos que van siendo utilizados en obras recientes, especialmente en el Archivo General de Simancas. Nordman hace referencia en su extensa bibliografía a este archivo y a otros, pero la poca documentacion coetánea que se vislumbra en este libro es un material ya publicado así como principalmente fuentes francesas e inglesas. También utiliza ciertos escritores del siglo xvi, especialmente a Rabelais. Pero ante nada este estudio se basa en obras secundarias muy diversas en varios idiomas. Esto explica por qué hay secciones en las cuales aprendemos más sobre la muy trabajada empresa de Túnez de 1535 que sobre la de Argel de 1541.

3No deja de ser curiosa la ausencia de una base documental sustancial, ya que Nordman es consciente de la importancia de documentos coetáneos. De hecho, les dedica cerca de la mitad del libro (pp. 335-615). Todos ellos han sido publicados antes y algunos son muy bien conocidos. Es útil tenerlos reunidos aquí, especialmente para gente mono-franco-parlante, ya que todos los documentos se publican en versiones bilingües. Incluso la carta en francés del siglo xvi se traduce al francés moderno. Pero es de lamentar que no aprovechase la ocasión que le brindaron para dar a conocer fuentes documentales inéditas.

4En muchos sentidos, pues, este es un libro de síntesis, pero no es una síntesis histórica corriente. No fue su intención recoger todo lo que se escribió sobre este acontencimiento de forma sistemática. De hecho, no es el «événement» lo que interesa a Nordman, como tampoco interesó a Braudel. Su deuda y deseo de homenajar a Braudel son evidentes. El título de la primera parte lo dice todo: «El Mediterráneo en tiempos de Carlos V». Siguiendo los pasos de Braudel, nos ofrece un amplio entorno geopolítico y cultural en el cual el tiempo se utiliza de forma flexible. Pero, como él mismo admite, hay unas diferencias importantes. El tema de Braudel era amplio: el Mediterráneo en una época de más de medio siglo, mientras que Nordman escogió una empresa que duró pocos meses y se desarrolló en un lugar circunscrito. Cabe prenguntar si la metodología braudeliana es la más apropiada. En su deseo de contextualizar ampliamente, nos ofrece numerosas disquisiciones y diversiones, más o menos erúditas, sobre temas muy diversos. Sin duda todo lector encontrará algo de interés. Pero el resultado de tan amplia contextualización es a veces desconcertante. Temas y acontecimientos aparecen y reaparecen en varios capítulos y contextos. Los acontecimientos de 1541 quedan atomizados y tan dispersos como la flota imperial, entre reflexiones, comparaciones y narrativas diversas. La breve cronología que se incluye en el anexo XIX no suple la necesidad de una narrativa concisa y coherente de la empresa.

5Los capitulos dedicados a los aspectos más importantes de la expedición de 1541 con frecuencia resultan en una serie de resúmenes y referencias de lo que han opinado otros historiadores. Nordman apenas ofrece alguna indicación de cual de estas interpretaciones inspira más confianza. Hay una tendencia marcada a presentar las fuentes más diversas como si tuviesen igual valor. A veces Nordman añade un comentario, que si no desautoriza las ideas que ha resumido, sugiere que tampoco las acepta. En otras ocasiones, nos dice que todas ellas pueden contribuir a explicar la situación. Nordman esta convencido que no se puede ofrecer una visión coherente del pasado, ni una explicación satisfactoria de los motivos que impulsaron a Carlos V a ejecutar la expedición. Esto no le impide opinar más de una vez que la empresa de Argel fue desatinada; una locura del emperador. Sin documentación de parte de Carlos V y de su entorno, no es más que una opinión sin pruebas. Insiste Nordman en que debemos renunciar a la posibilidad de ofrecer una explicación «totalmente racional» de la empresa y que las guerras siempre son difíciles de explicar. Indudablemente. Aún más, la historia es en general un métier difícil, se trate de tiempos de guerra o de paz. Pero ésto no impide que el historiador pueda ofrecer un análisis profundo y una narrativa coherente.

6Sería injusto limitar esta reseña al tratamiento de la empresa de Argel en 1541, ya que a Nordman le interesa más la memoria de ella que los acontecimientos en sí. Nordman ofrece un panorama culturalista de lo que supone la fracasada empresa ante Argel en el mundo europeo del momento y las huellas que ha dejado. Es interesante añadir, pues, que hace poco la página de Wikipedia en francés que trata la empresa de Carlos V en 1541 tuvo que ser suspendida por la «guerra» que estalló entre varios contributores, cuyo comportamiento fue criticado como «poco colegial» por los editores. El tema es candente y es de esperar que esto inspire a otros historiadores a seguir investigando esta campaña.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

María José Rodríguez Salgado, « Daniel Nordman, Tempête sur Alger. L’expédition de Charles Quint en 1541 », Mélanges de la Casa de Velázquez [En ligne], 43-2 | 2013, mis en ligne le 15 novembre 2013, consulté le 26 juillet 2017. URL : http://mcv.revues.org/5400

Haut de page

Auteur

María José Rodríguez Salgado

London School of Economics and Political Sciences

Haut de page

Droits d’auteur

© Casa de Velázquez

Haut de page
  • Logo Casa de Velázquez
  • Revues.org