Navigation – Plan du site
Actualité de la recherche
Comptes rendus

Álvaro Ribagorda, El coro de babel. Las actividades culturales de la Residencia de estudiantes

Francisco Villacorta Baños
Référence(s) :

Álvaro Ribagorda, El coro de babel. Las actividades culturales de la Residencia de estudiantes, Madrid, Publicaciones de la Residencia de Estudiantes, 2011, 386 p.

Texte intégral

1Son ya numerosos los trabajos, de temática general o de alcance monográfico, que en los últimos tiempos han sacado a la luz la meritoria empresa de renovación cultural vinculada a la Junta para Ampliación de Estudios y a sus hombres. Sería superfluo insistir sobre las razones que asisten a este interés, porque todos ellos han venido a ratificar la sobresaliente proyección de aquella obra. No está de más, sin embargo, poner en guardia contra la tentación apologética, que puede generar un efecto indeseado: el de dejar en la penumbra, aunque sea de manera involuntaria, el resto de los factores coadyuvantes en esa empresa. Si fue real esa renovación de la vida académica y de la cultura pública de la España del primer tercio del siglo xx, de los que la JAE —incluida la Residencia— constituyó uno de sus florones, se debió precisamente a que constituyó una empresa colectiva ejercida en primera instancia en centros profesionales específicos y sólo en segunda, aunque no por ello deja de tener su importancia, canalizados a través de la Residencia y de otras instituciones de semejante si no de mayor resonancia en la tarea de situar en el escenario público los logros obtenidos en aquellos ámbitos.

2El presente libro se inscribe en esa meritoria tarea de reconstitución de la memoria de las mencionadas instituciones, algo todavía necesario, tan profundos fueron el olvido y la deformación recaídos sobre ellas durante muchos años. Pero el mérito no vacuna contra los riesgos que acabo de apuntar. La obra tiene por objeto completar el elenco de la difusión cultural llevada a cabo por la Residencia de Estudiantes desde su fundación en 1910, una tarea nunca concluida en su integralidad, dice el autor, hasta la presente publicación. Se añade, pues, a las obras existentes sobre la Residencia, especialmente las de Sáenz de la Calzada, Pérez-Villanueva Tovar y Martínez del Campo, cada una desde su particular perspectiva. En conjunto, el autor ha catalogado en torno a 600 actividades de la más diversa índole desarrolladas en el Centro desde su fundación hasta 1939, buen número de ellas proyectadas en forma de ciclos o cursos con diferentes sesiones. Tiene el mérito de haber buceado en abundantes archivos públicos y privados, entre ellos, los cada vez más abundantes depositados en la actual Residencia, lo que le ha permitido una perspectiva más completa y diversificada.

3Conviene, sin embargo, matizar la contabilidad interna de ese cómputo de actividades, no tanto para cuestionarla globalmente, sino para relativizarla en su número en relación a las actividades realizadas en otros centros de Madrid, Barcelona y otras ciudades, así como para precisar la índole de la propia obra cultural desarrollada en la institución. Una parte de sus actividades procedió de la iniciativa del Comité Hispano-Inglés y de la Sociedad de Cursos y Conferencias, dos iniciativas desarrolladas al calor de la propia Residencia. Otra canalizaba las inquietudes de entidades científicas y profesionales de la más diversa índole o nutría los planes formativos de los alumnos internos de la institución. Se trata, pues, de fórmulas diferentes de proyección cultural. La primera estuvo vinculada al modelo académico-residencial inglés, la verdadera novedad de caso, aunque a la larga resultase fallido como no podía ser por menos, teniendo en cuenta su descontextualización del modelo académico español e incluso la crisis en su país de origen de ese patrón formativo del gentleman inglés. La otra fórmula, adoptada por exclusión, fue la de una institución que vehicula hacia la sociedad preocupaciones o intereses académico-profesionales muy diversos, que llega así por este camino a convertirse en centro de emulación científico-cultural, escenario donde se conjugan las inquietudes de la juventud innovadora y el encuentro entre profesional relevante y público ilustrado. El autor diferencia bien en muchas ocasiones estos distintos niveles, aunque tan vez hubiera convenido subrayarlos con mayor énfasis a fin de discriminar esas distintas caras del múltiple quehacer cultural de la institución. Quedan, en caso contrario, numerosos interrogantes acerca de lo que el autor entiende como tarea específica de la institución. Y de esa imprecisión pueden derivarse algunos malentendidos. Que un profesional o un científico acudan a una institución a difundir las experiencias y los logros obtenidos en su respectivo campo no convierten a ésta en una delegación del centro científico, el nuevo organismo estatal o simplemente el gabinete profesional privado, donde aquellos realizan su labor innovadora.

4Los aspectos más discutibles de este estudio de la Residencia proceden precisamente de su proclamada «excepcionalidad» como experiencia cultural de la llamada Edad de Plata. Sin duda, aquí el autor se deja llevar un tanto por el entusiasmo, hasta el punto de considerarlo único por el valor de sus socios en España y «¿[en] Europa, tal vez?», se pregunta (p. 121). No está de más recordar que la mayor parte de sus socios compartían afiliación con otras instituciones (como el Ateneo o la Asociación de Amigos del Arte, por sólo mencionar dos) ni que las personalidades de relevancia mundial que pasaron por la institución no vinieron a ella como el autor parece sugerir de manera ambigua en ocasiones; pasaron simplemente por ella, como por otros centros académicos y culturales, que fueron, muy frecuentemente, sus principales anfitriones. Los casos de Bergson y de Einstein podrían servir como ejemplo. Sin duda, un más completo buceo en los diferentes contextos de la actividad académica y cultural de la España del momento, apenas realizado en la obra, hubieran servido para moderar las apreciaciones respecto a la experiencia residencial en su conjunto y para facilitar una mejor comprensión de las actividades allí realizadas.

5En resumen, salvando algunos errores menudos (ese inventado pedagogo francés «Jean» Germain, ese «electroscopista» Miguel Catalán, esa «pequeña multitud» que desfiló en algún caso por el salón de actos) y descontando la señalada propensión a sobredimensionar la excepcionalidad de la experiencia cultural de la Residencia, se trata de una obra bien escrita y, sin duda, muy útil para documentar los escenarios múltiples, cada uno en su especificidad y en su medida, en que se desenvolvió la cultura de la Edad de Plata.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Francisco Villacorta Baños, « Álvaro Ribagorda, El coro de babel. Las actividades culturales de la Residencia de estudiantes », Mélanges de la Casa de Velázquez [En ligne], 44-1 | 2014, mis en ligne le 15 avril 2014, consulté le 20 octobre 2017. URL : http://mcv.revues.org/5687

Haut de page

Auteur

Francisco Villacorta Baños

Instituto de Historia de Madrid (CCHS – CSIC)

Articles du même auteur

Haut de page

Droits d’auteur

© Casa de Velázquez

Haut de page
  • Logo Casa de Velázquez
  • Revues.org