Navigation – Plan du site
Actualité de la recherche
Comptes rendus

Enric Ucelay-Da Cal y Arnau Gonzàlez i Vilalta (eds.), Contra Companys, 1936. La frustración nacionalista ante la revolución

Francisco Sánchez Pérez
p. 343
Référence(s) :

Enric Ucelay-Da Cal y Arnau Gonzàlez i Vilalta (eds.), Contra Companys, 1936. La frustración nacionalista ante la revolución, Valence, Publicacions de la Universitat de València, 2012, 440 p.

Texte intégral

1Nos encontramos ante un libro que, si seguimos el juego propuesto por los editores en su muy original introducción «Misterios catalanes», es más bien un cúmulo de aportes y testimonios a guisa de atestado judicial o informe forense de un caso turbio, un cold case reabierto ahora por un grupo de investigadores. Un caso cerrado básicamente, según los editores, porque le ha convenido a la mayoría de la sociedad, la política y, lo que es más importante, la historiografía catalana, tras el fusilamiento de Lluis Companys en 1940 y la posterior mitificación (o beatificación) de su figura, real o imaginada, tanto durante el largo invierno franquista como con posterioridad a 1975 y en particular a 1979. La sombra del mito Companys sería por tanto muy alargada, casi configurada en tabú antropológico en la sociedad y la historiografía catalana actual (cuestión muy diferente a mi parecer es si es así fuera de ella), y ese es uno de los temas recurrentes del libro.

2Pues afecta de lleno al tema central sobre el que esta obra pone el foco: el caso, complot o afer Rebertés (en catalán), como lo vino a bautizar el conseller del PSUC Joan Comorera en la famosa sesión de reapertura del parlamento catalán en agosto de 1937. Este asunto Rebertés, no demasiado conocido en Cataluña, ni cómodo, como se ha apuntado, es aún más ignoto y poco estudiado fuera de ella. Y por eso conviene resumirlo aquí, algo innecesario con otros acontecimientos más conocidos o divulgados. Consistió en la fulgurante ascensión y no menos dramática caída del comisario general de Orden Público, Andreu Rebertés, entre octubre y diciembre de 1936, en una Cataluña en los comienzos de la guerra civil, cuando aún no se sabía cuanto aguantaría Madrid y cuantos días restaban para la victoria de Franco. Todo esto es analizado en un contexto de modus vivendi bastante precario en el seno de un gobierno catalán ampliado progresivamente desde Esquerra al resto de fuerzas políticas y sociales, incluidos finalmente los anarcosindicalistas e incluso el POUM, pero no el nacionalismo catalán más radical, el que representaba Estat Català. Y con el trasfondo de unas rivalidades tremendas entre las fuerzas políticas leales por el control del orden público, bastante descontrolado (en el sentido de no totalmente caótico, pero sí sin una autoridad unánimemente reconocida por todos) durante semanas e incluso meses. Rebertés, hombre de confianza bien del propio Companys, bien de Artemi Aiguader, conseller de Seguridad Interior, cayó en desgracia acusado (por los anarcosindicalistas en primer lugar) de abuso de poder. Interrogado por estos hechos, bastante probados, y para salvar la vida, reveló la existencia de un complot para acabar con Companys y su gobierno (no queda claro si destituyendo o asesinado a ambos), al que se consideraba demasiado complaciente con la CNT y poco propenso al independentismo, que se veía como muy posible en esa coyuntura. La confesión implicaba a figuras del nacionalismo radical catalán y a sus milicias armadas, y al mismísimo presidente del parlamento catalán y beneficiario directo de la caída de Companys, Joan Casanovas. La purga subsiguiente, animada entusiásticamente por los faístas, entonces reyes sin corona de las calles de Barcelona, supuso el asesinato/desaparición de Rebertés (fusilado, tiroteado o paseado tras su encarcelamiento) y el exilio, temporal o definitivo, del resto de encartados, con un relevo automático de la cúpula de Estat Català. De la conversión de Rebertés en chivo expiatorio es difícil exonerar pues a Aiguader y al propio Companys por la forma en que se produjo. La Generalitat hasta 1939 y aún después y el catalanismo en general en el exilio y más allá no habrían hecho sino echar tierra sobre semejante episodio.

3Este caso, y en el libro se analiza desde distintos ángulos, reflejaría por un lado las tensiones dentro del movimiento nacionalista catalán de izquierdas aglutinado en Esquerra Republicana desde marzo de 1931, más o menos unido, pero no bien avenido, siguiendo el modelo de otras fuerzas políticas de la época. Tensión entre los más posibilistas, federalistas y «republicanos» (es decir los que anteponían todo eso al nacionalismo y al secesionismo), liderados por el propio Lluis Companys, el presidente de la Generalitat desde la muerte de Macià (1933), y los más radicales, separatistas y ultranacionalistas (rozando el militarismo fascista y la «vía italiana» en algún caso), representados por el Estat Català original que fundase Macià (cuya herencia reivindicaban) y las Juventudes de Esquerra, las de Dencàs y los hermanos Badia. Y por otro lado reflejaría la lucha más que sorda por el poder en la calle entre la CNT-FAI y dichos jóvenes radicales catalanes, que se remontaba a antes de octubre de 1934, cuando Miquel Badia (conocido como Capitá Collons, lo que no necesita mayor traducción) fustigaba a los anarcosindicalistas con sus escamots desde el control del orden público que ejercía bajo el paraguas de la Generalitat, con Companys y sus gobiernos en medio.

4Estas tensiones y rivalidades se exacerbaron tras el 18 de julio y convergieron en el pobre Rebertés, cabeza de turco de todo este contexto, contexto explorado a fondo aquí y ni mucho menos al uso, es decir no mostrado a través de un relato lineal sino con múltiples puntos de vista, aportados de forma coral. Este planteamiento, que aporta originalidad y multiplicidad, dejando aire al lector para que saque sus propias conclusiones, tiene sus inconvenientes, siendo el más destacado la excesiva reiteración de sucesos o testimonios, repetida de distintas maneras, de modo que por momentos estés deseando que asesinen de una vez a la madrastra, de tantas veces como sale. Esta vocación experimental del libro está siempre presente y no hay que echarla en saco roto. Está presente ya en la introducción a cargo de los editores, sumamente original, pero que puede desorientar al lector, con reflexiones sobre el cine, la novela negra, la historiografía postmoderna y el gap generacional (encarnado en los dos editores) y que ellos mismos catalogan de «ensayo algo excéntrico» (p. 43). Para compensar hacen un resumen de los aportes del libro bastante claro y cristalino (pero tras 42 páginas).

5Tras la introducción se encuentra el cañamazo del libro: siete textos que giran en torno al complot contra Companys, es decir al mencionado afer Rebertés, algunos ya editados previamente, aunque varios en catalán (y ahora traducidos), pero en cualquier caso todos potenciados al editarse ahora juntos. Entre ellos destacan por su volumen y profundidad, uno del propio Enric Ucelay, con el capítulo, muy revisado, que incluyó en la Breve historia de la Guerra Civil en Cataluña que dirigieran en varios volúmenes Solé Sabaté y Joan Villarroya (desde 2004), pero que desapareció (según él, muy significativamente) en la versión abreviada de 2005. El otro, de cincuenta páginas, está a cargo de Eduard Puigventós López y viene a ser un resumen de su obra más amplia sobre el tema, Complot contra Companys (Barcelona, Insitut d’Estudis Catalans, 2008). Les acompañan una serie de miradas a cargo de algunos de los protagonistas que vivieron o fueron afectados por el afer, tres artículos sobre el persistente rechazo a la figura de Companys entre los separatistas catalanes y sus tensiones armadas con los anarcosindicalistas hasta el desenlace de mayo de 1937 y por último cuatro artículos finales sobre las implicaciones internacionales del complot o por mejor decir sobre el contexto internacional y diplomático en que se movió Cataluña durante la Guerra Civil (posibilidades reales de independizarse, el vector fascista italiano y el nacionalismo radical catalán, impacto en la prensa extranjera del afer, etc.), con un mayor peso del otro coordinador del volumen, González i Vilalta. El libro cierra con un apéndice documental con fuentes diplomáticas extranjeras, una bibliografía y un índice onomástico.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence papier

Francisco Sánchez Pérez, « Enric Ucelay-Da Cal y Arnau Gonzàlez i Vilalta (eds.), Contra Companys, 1936. La frustración nacionalista ante la revolución », Mélanges de la Casa de Velázquez, 44-2 | 2014, 343.

Référence électronique

Francisco Sánchez Pérez, « Enric Ucelay-Da Cal y Arnau Gonzàlez i Vilalta (eds.), Contra Companys, 1936. La frustración nacionalista ante la revolución », Mélanges de la Casa de Velázquez [En ligne], 44-2 | 2014, mis en ligne le 15 novembre 2014, consulté le 24 juin 2017. URL : http://mcv.revues.org/5926

Haut de page

Droits d’auteur

© Casa de Velázquez

Haut de page
  • Logo Casa de Velázquez
  • Revues.org