Navigation – Plan du site
Actualité de la recherche
Comptes rendus
Époques ancienne et médiévale

Juan Manuel Abascal, Géza Alföldy, Inscripciones romanas de la provincia de Toledo (siglos i-iii)

Juan José Palao Vicente
Référence(s) :

Juan Manuel Abascal, Géza Alföldy (✝), Inscripciones romanas de la provincia de Toledo (siglos i-iii), Madrid, Real Academia de la Historia, «Bibliotheca Archaeologica Hispana» (42), 2015, 366 p.

Texte intégral

1Este volumen es el fruto de una larga y fructífera colaboración entre dos de los mejores conocedores de la epigrafía romana de los territorios hispanos: Juan Manuel Abascal (Universidad de Alicante) y el desaparecido Géza Alföldy (Universidad de Heidelberg). Como se explica en la introducción, el origen de este trabajo hay que situarlo en el año 1979, cuando el profesor Alföldy inició sus «viajes epigráficos» a la provincia de Toledo al asumir el encargo de la elaboración del nuevo volumen de CIL II. En 1998 se sumó al proyecto el profesor Abascal, quien desde entonces trabajó junto al especialista de origen húngaro en la elaboración del fascículo dedicado al conventus Carthaginiensis, un plan que se vio trastocado por el fallecimiento en el año 2011 del propio Géza. Este desgraciado imprevisto y los plazos de publicación de los diferentes volumina del Corpus, derivados de su propia estructuración formal —hay que tener en cuenta que los territorios de la actual provincia de Toledo se repartieron en la Antigüedad entre las provincias romanas de la Citerior y la Lusitania—, han llevado al primer firmante a publicar este conjunto y rescatarlo así del retraso con respecto a su aparición en los fascículos correspondientes a la editio altera de CIL II.

2Todas estas circunstancias que acabamos de relatar explican el producto final que el lector tiene en sus manos, donde comparten espacio las fichas elaboradas originariamente por G. Alföldy y revisadas por J. M. Abascal con las realizadas de forma conjunta por ambos investigadores y aquéllas en las que ha intervenido únicamente este último, un proceso que queda reflejado fielmente en cada una de las entradas epigráficas que componen el «Catálogo».

3La estructura del libro responde al esquema habitual en este tipo de obras, con la particularidad de que en su parte final figuran cuatro apéndices que compilan un total de treinta y ocho nuevos documentos procedentes en su mayoría, aunque no de forma exclusiva, de Talavera de la Reina. Dejando a un lado este último apartado, que trataremos de forma individualizada al final de estas líneas, la obra se abre con una «Introducción» (pp. 13-27) dedicada a la organización territorial y administrativa de estos territorios en época romana, haciendo especial hincapié en los aspectos históricos y epigráficos de los antiguos municipios latinos pertenecientes hoy a la provincia de Toledo: Caesarobriga, Consabura y Toletum. Dicha presentación se ve complementada por dos mapas de gran utilidad que acercan la geografía —moderna y antigua— de esta región al lector. Esta parte resulta de gran utilidad para comprender las características y la configuración del paisaje epigráfico de estos núcleos y sus territorios. A continuación se viene una «Bibliografía citada de forma abreviada» (pp. 29-52), cuya extensión es una de las mejores pruebas del rigor y exhaustividad con las que se ha realizado este trabajo.

4El núcleo del libro lo constituye el «Catálogo» de inscripciones (pp. 53-293), compuesto por 278 epígrafes clasificados según el orden alfabético de las localidades actuales en las que han aparecido. La epigrafía cristiana queda excluida de este repertorio debido las particularidades que presenta. El principal conjunto epigráfico de la provincia es el de Talavera de la Reina (Caesarobriga), que concentra más de un tercio de las inscripciones (nos 108-227) —a las que habría que añadir las treinta y cuatro que recogen los apéndices—, seguido por el de Toledo (nos 228-259). Muy lejos de estos dos se sitúa el de la actual localidad de Consuegra (antigua Consabura), que no parece proporcional a la categoría que este núcleo tuvo en época romana. No obstante, queda claro en este volumen el papel de la exploración sistemática en la consecución de avances en el conocimiento epigráfico, como demuestra el incremento de un único testimonio en CIL (CIL II, 4084 [trasladado a Tarragona]) a los siete que aquí se presentan (nos 28-34).

5Un elemento que debe destacarse de este catálogo es su riqueza documental, pues la práctica totalidad de las inscripciones se acompañan de, al menos, un testimonio gráfico. Cabe señalar, además, su naturaleza tan variada, pues junto a fotografías —antiguas y actuales— figuran las fichas originarias realizadas en su momento por el profesor Alföldy, pero también copias de la tradición manuscrita que, en muchos casos, constituyen las únicas noticias para aquellas inscripciones ya desaparecidas. Todo ello permite al investigador comparar las distintas lecturas, especialmente en aquellos casos en los que el estado actual de la pieza no permite su autopsia. Las fichas reúnen y analizan los aspectos esenciales de cada inscripción y constituyen un elemento provechoso para todo aquél que las consulte.

6Fuera del «Catálogo» de inscripciones propiamente dicho, aunque vinculados a él, se encuentra el apartado de «Textos falsos, interpolados o modernos» (pp. 295-301), con un total de veintitrés inscripciones, provenientes en su mayoría de CIL o de la tradición manuscrita, y el de «Inscripciones alienae conservadas en la provincia de Toledo» (p. 303).

7Como ya se ha señalado, el libro contiene además cuatro apéndices finales firmados por distintos autores, entre los que se encuentra el propio Juan Manuel Abascal, que recopilan un total de treinta y ocho nuevas inscripciones, procedentes en su mayoría de la localidad de Talavera de la Reina (treinta y cuatro testimonios). Entre ellos cabe destacar el Apéndice 1, titulado «Tabula cerata de la Guardia» (pp. 305-308). Su singularidad viene determinada por tratarse del primer ejemplar de estas características hallado en la Península Ibérica. Los otros tres apéndices se centran en los nuevos hallazgos de Talavera de la Reina (Apéndices 2 y 4), mientras que el número 3 expone las novedades epigráficas de esta misma localidad, además de Toledo, Oropesa y Mazarambroz. Su inclusión de forma diferenciada del resto del repertorio resulta curiosa, aunque responde a la necesidad de todo corpus de reunir los hallazgos epigráficos más recientes. Con ellas, el número de inscripciones del repertorio epigráfico romano de la provincia de Toledo asciende a trescientos dieciséis ejemplares.

8El libro se cierra con unos completos y detallados «Índices epigráficos» (pp. 353-366) que suponen un valor añadido a esta obra ya de por sí provechosa.

9En definitiva, nos encontramos ante un excelente trabajo que viene a enriquecer el listado de catálogos epigráficos de las distintas provincias españolas publicados en los últimos años. Sin duda alguna, esta obra está llamada a convertirse en un estudio de referencia, que a buen seguro servirá a muchos investigadores como base para la realización de futuros trabajos.

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Juan José Palao Vicente, « Juan Manuel Abascal, Géza Alföldy, Inscripciones romanas de la provincia de Toledo (siglos i-iii) », Mélanges de la Casa de Velázquez [En ligne], 46-2 | 2016, mis en ligne le 15 novembre 2016, consulté le 27 avril 2017. URL : http://mcv.revues.org/7236

Haut de page

Auteur

Juan José Palao Vicente

Universidad de Salamanca

Haut de page

Droits d’auteur

© Casa de Velázquez

Haut de page
  • Logo Casa de Velázquez
  • Revues.org